Foro Alternativo Mundial del Agua

Los participantes del Foro Alternativo Mundial del Agua (FAME) que se celebró en Marsella del 14 al 17 de marzo, tras haber debatido sobre la situación del agua en Palestina, calificada según diferentes comunicaciones presentadas como un verdadero «apartheid del agua», han llegado a las siguientes conclusiones principales:

1-   El conflicto israelí-palestino tiene raíces y razones esencialmente políticas. Sin embargo, el agua se encuentra en el centro de este conflicto.

2-   En calidad de ocupante, es responsabilidad de Israel, en virtud de las convenciones de Ginebra, garantizar el suministro de agua necesaria a la población palestina ocupada.

3-   Israel utiliza el agua en este conflicto como un arma política y como forma de limpieza étnica, recurriendo sobre todo a las ordenanzas militares n.º 92, del 15 de agosto de 1967, y n.º 158, del 30 de octubre de 1967.

4-   Israel lleva a cabo una verdadera política de «apartheid hídrico» contra los palestinos para forzarles a abandonar sus tierras en favor de los colonos ilegales. En consecuencia, un palestino generalmente solo tiene a su disposición una cuarta parte del agua que consume un israelí y le está prohibido incluso recoger el agua de la lluvia.

5-   El Muro de Separación, o más bien de la Vergüenza, considerado ilegal por las jurisdicciones internacionales, separa a las familias, roba el agua a los palestinos en beneficio de las colonias y les imposibilita cultivar sus campos y sus olivares. Este hecho es especialmente grave, dado que la agricultura representa el 15 % del pib palestino.

6-   Mekorot, gestor del acueducto nacional de Israel, lleva a cabo una política discriminatoria contra los palestinos, quienes afirman vivir en «el país de la sed».

7-   Israel impide a los palestinos acceder a un saneamiento adecuado, poniendo en peligro su salud y corriendo el riesgo de contaminar las tierras que utilizan tanto los palestinos como los ocupantes israelíes.

8-   La situación de Gaza, en términos de agua potable y saneamiento, atenta contra la dignidad humana y es verdaderamente insoportable.

9-   Las poblaciones nómadas viven situaciones intolerables por la falta de agua, organizada por los ocupantes, que hace imposible la vida y diezma el ganado (está prohibido el acceso a los pastos).

Por todas estas razones, los participantes del fama condenan enérgicamente las acciones israelíes, que solo pueden calificarse como criminales, contra los palestinos en relación con el agua y, así mismo, denuncian las continuas violaciones del derecho al agua de los palestinos.

Solicitan la designación de una comisión de seguimiento de esta situación y la instauración de un Tribunal Internacional del Agua para poner punto y final a estas denegaciones de justicia.

Lanzan un llamamiento para que todas las mujeres y hombres a favor de la justicia y la paz en todo el mundo participen en la campaña Boicot, desinversión y sanciones (bds), lanzada por la sociedad civil palestina en el 2005 con el objetivo de obligar a Israel a satisfacer los derechos fundamentales de los tres componentes del pueblo palestino: los refugiados, los palestinos colonizados (Gaza y Cisjordania) y los palestinos que viven en Israel (los palestinos del 48).

Lanzan un llamamiento para que todas las mujeres y hombres a favor de la justicia y la paz en todo el mundo insten a sus autoridades nacionales a que cese la situación inhumana en contra de los palestinos y se ponga fin a las violaciones del derecho que amenazan la paz en el mundo.

Por último, al igual que Nelson Mandela, afirman que «nuestra libertad nunca será completa a menos que los palestinos recuperen la suya».

Comments are closed.