Foro Alternativo Mundial del Agua

Comunicado de la Berliner Wassertisch.

El 13 de febrero de 2011, 666.235 berlineses y berlinesas ganaron un referéndum de iniciativa popular («Unser Wasser» = Nuestra agua). Exigía la divulgación de contratos de venta, secretos hasta entonces, del 49,90% del agua de Berlín. Esta victoria provocó la retirada de RWE y Veolia de la «Berliner Wasserbetriebe» (BWB, la empresa de aguas de Berlín).

El texto del referéndum estipula, entre otras cosas, que todo contrato pasado, presente o futuro debe de ser hecho público.

El Senado del Estado de Berlín acaba de negociar un nuevo contrato con RWE para la recompra de la participación (24,95%), que esta compañía tenía en el holding «Berliner Wasserbetriebe» (BWB). Este nuevo contrato ha sido aprobado por el Senado, pero todavía no ha sido ratificado por el Parlamento (de vacaciones). Los parlamentarios discutirán al respecto a la vuelta.

Este nuevo contrato con RWE, que se apoya en el contrato-PPP de 1999 a 2028, estipula que RWE vende por 650 millones de € su participación en la Berliner Wasserbetriebe (BWB). Estos 650 millones de € representan las ganancias de los 16 años que quedaban del antiguo contrato. Durante los 11 primeros años, RWE ya ha recuperado su precio de compra, es decir, 800 millones de €. Esto quiere decir, que la empresa recupera desde 2012 la totalidad de las ganancias garantizadas por el contrato de 1999 y ya no tiene ninguna responsabilidad más.

La corte constitucional del Estado de Berlín había juzgado inconstitucional el texto a partir del cual había sido firmado el contrato de 1999. La Berliner Wassertisch, iniciativa ciudadana en la base del referéndum, reprocha al Senado que no haya abolido la ley y anulado el contrato, sino que haya calculado la suma de la recompra a partir del contrato secreto entre el Estado de Berlín, RWE y Veolia en 1999.

Los 650 millones de €, lógicamente, deberían de ser asumidos por el presupuesto del Estado. Pero, por culpa de la regla de oro, y para evitar contraer una deuda complementaria, esta suma será adelantada en la factura del agua de los berlineses y berlinesas durante los próximos años. De nuevo y como siempre, se vuelve a aplicar la lógica de la PPP.

Por ello, es una victoria pírrica de los berlineses y berlinesas, que van a ver, sin duda, cómo su factura del agua continuará aumentando en el futuro próximo. Desde 1999, esta factura ha aumentado más de un 30%.

Los portavoces de la Berliner Wassertisch:
Ulrike Kölver, Gerlinde Schermer, Dorothea Haerlin, Ulrike von Wiesenau

Categories: Historias globales

Comments are closed.