Foro Alternativo Mundial del Agua

“Es una victoria histórica para el país y las personas del río”, declaró Antonia Melo, portavoz del movimiento Xingu Vivo para Siempre.

El juez Souza Prudente ordenó el martes 14 de agosto la detención de la construcción de la represa Belo Monte a pedido del estado de Pará. La razón es que la empresa constructora Norte Energía no consultó el proyecto con los grupos indígenas y afectados antes de comenzar con las obras, ni les informó suficientemente acerca de las consecuencias. Esto contradice tanto la ley brasilera como los derechos de las minorías, reconocidos internacionalmente. Si a pesar de las ordenes del juez se continúa con las obras, deberán pagar multas de unos 200.000 Euros por día.

Los promotores de Belo Monte cumplieron pocas de las cuarenta condiciones impuestas por la autoridad brasilera antes del inicio de las obras. Las empresas austríaca Andritz y la alemana Voith Hydro son proveedoras de Norte Energía. Belo Monte es considerado un proyecto prestigioso, y por eso el gobierno brasilero lo quiere imponer a toda costa. Hasta ahora, han logrado tumbar todas las decisiones judiciales de detener el proyecto en instancias superiores.

Más información en la página web Salva la selva

Categories: Historias globales

Comments are closed.